Anti-estress


rutina anti estress  Salud Taoista

 

El estrés y la personalidad

El ser humano posee algún tipo de control sobre las reacciones frente al estrés. Uno puede aprender a relajarse y revertir la respuesta hormonal del cuerpo frente al estrés. Además, indudablemente, es posible cambiar nuestro estilo de vida para mitigar las causas del estrés.
Otro factor que también incide en las reacciones de las personas frente al estrés es la manera que adopta una persona para sobrellevar el estrés. Por ejemplo, algunas personas tratan de encontrar la forma de solucionar el problema. Se preguntan: “¿Cómo puedo solucionar este problema?” Intentan revertir la situación para liberarse del estrés.
Otras personas se convencen de que el problema no es grave. Se dicen a sí mismos: “En realidad, este problema no es tan serio”.
Por lo general, esos dos métodos para lidiar con el estrés suelen dar resultados positivos. Las personas que los utilizan tienden a tener menos elevación de los niveles de glucemia frente al estrés mental.

Cómo aprender a relajarse

Existen varias maneras para relajarse:
  • Ejercicios de respiración. Tome asiento o acuéstese y descruce las piernas y los brazos. Inspire profundo. Luego, exhale la mayor cantidad de aire posible. Inspire y exhale nuevamente; esta vez relaje los músculos a propósito mientras exhala el aire. Continúe respirando y relajando los músculos durante 5 a 20 minutos por vez. Realice los ejercicios de respiración por lo menos una vez al día.
  • Terapia de relajación progresiva. Esta técnica, que se puede aprender en una clínica o mediante una cinta de audio, consiste en tensar los músculos y luego relajarlos.
  • Ejercicio. Otra técnica para relajar el cuerpo es sometiéndolo a distintos tipos de movimientos. Las siguientes son tres maneras de entrar en calor: moverse en círculos, estirar los músculos y sacudir partes del cuerpo. Para que sea un poco más divertido, muévase al ritmo de la música.
  • Reemplace malos pensamientos por buenos. Cada vez que tenga un mal pensamiento, oblíguese a pensar en algo que lo haga feliz o de lo que se sienta orgulloso. O memorice un poema, plegaria, o cita para utilizarlos cuando tenga un mal pensamiento.
  • Cualquiera sea el método que elija para relajarse, es necesario que lo practique. De la misma manera que se necesitan semanas o meses de práctica para aprender un deporte, se necesita práctica para aprender a relajarse.

Otras maneras de reducir el estrés mental

Es posible eliminar algunas causas del estrés de la vida cotidiana. Por ejemplo, si el tránsito lo altera, quizás pueda encontrar otro camino para ir al trabajo o salir de casa lo suficientemente temprano para evitar los embotellamientos. Si su trabajo lo vuelve loco, solicite un traslado o hable con su jefe acerca de cómo mejorar la situación. Como último recurso, puede buscar otro trabajo. Si está teniendo problemas con algún amigo o familiar, usted puede dar el primer paso para arreglar el problema. En esos casos, el estrés puede ser una señal de que usted necesita algún cambio en su vida.
Algunas causas del estrés nunca desaparecerán, independientemente de lo que usted haga. La diabetes es una de ellas. Sin embargo, existen maneras de reducir el estrés que conlleva vivir con diabetes, tales como los grupos de ayuda. El conocer a otras personas en la misma situación contribuye a que usted se sienta menos solo. Además, otras personas pueden ofrecerle consejos sobre maneras de sobrellevar los problemas. El hacer amigos en un grupo de ayuda puede aliviar la carga de las causas del estrés relacionadas con la diabetes.
Hay más maneras de lidiar con el estrés.
En ocasiones, agregar cosas positivas en su vida puede ser de utilidad. Usted puede comenzar un programa de ejercicios o unirse a un equipo deportivo. Puede tomar clases de DANZA o asociarse a un club de DANZA. Puede tener un pasatiempo nuevo o aprender un oficio. Puede ofrecerse como voluntario en un hospital u organización de beneficencia.