LA SONRISA INTERIOR


LA SONRISA INTERIOR

Cuando hay problemas en los órganos, pueden surgir ciertas emociones. La persona que padece de afecciones pulmonares puede ser propensa a la tristeza o depresión. El exceso de congestión o calor en el hígado provoca la ira o mal humor. Si se calienta fácilmente el corazón puede aparecer la violencia, el odio o la crueldad. Los problemas del bazo y páncreas suelen ocasionar tristeza, angustia y falta de decisión.

Los riñones debiles provocan los miedos, y la falta de alicientes.

Cuando aparezcan sentimientos negativos, no juzgues a la persona o a la situación, solo tienes que ponerte en contacto con tu Yo interior, utilizar la meditación de la Sonrisa interior y transformarás los sentimientos negativos en la energía positiva de las virtudes.

Para dominar esta técnica se necesita practicar todos los días, pero los efectos se notan a la larga, incluso las personas que te rodean , sentirán tus vibraciones más elevadas ya que con esta meditación estarás aprendiendo a amar incluso hasta tus propios enemigos.

Cuando hayas aprendido a amarte a ti mismo y a conectar con la reserva ilimitada de Amor Universal, tendrás tal abundancia de Amor que notarás que se desborda, y lo podrás enviar a los seres queridos y a las personas sufrientes.

Nuestras células está recubiertas de una membrana muy sensible y cuando tu sonríes a esa célula, órgano o glándula , esta parte de tu cuerpo que está viva recoge tu deseo de bienestar, y puedes notar como un hormigueo o una presión en la zona, lo cual significa que ha recogido la sonrisa. La ciencia ha reconocido que el simple hecho de hacer el gesto o mueca de una sonrisa, el cerebro emite las mismas vibraciones que cuando está satisfecho.

Comenzamos :

Pies en el suelo y juntos. Manos unidas de forma que la palma de la mano izquierda quede en el regazo mirando hacia arriba y la palma de la mano derecha boca abajo encima de la izquierda con el dedo pulgar de la derecha cruzado sobre el dedo pulgar de la izquierda. Los ojos cerrados o semicerrados. Piensa en la planta de los pies, nota su conexión con el suelo y con la energía de la madre tierra. La lengua presionando el paladar

Piensa en una sonrisa la mas bella que puedas recordar, o simplemente sonrie fisicamente y si no puedes, haz la mueca de la sonrisa, eso tambien es valido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s