Métodos Curativos del Cáncer #2


 

MÉTODOS CURATIVOS DEL CÁNCER #2:

Extractos obtenidos de conferencias del Maestro Beinsa Duno (1864 – 1944)

5)      Que el enfermo beba mucha agua al tiempo o tibia  (no fría): Es prefrerible y recomendable beber liquidos al tiempo , además lentamente y siempre en tragos pequeños (nunca todo el vaso de golpe): que beba 2 vasos por la mañana, 2 vasos al medio día, y 2 vasos por la noche.

Si consume agua puede hechar unas cuantas gotas de limón dentro del agua cada vez que la beba. Beber agua caliente es mucho mejor que beber agua fría, porque el agua caliente limpia mejor – tanto por fuera, como por dentro. Siempre bebed el agua antes de comer y no después. Si se bebe después de la comida, que sea por lo menos 2 o 3 horas después de esta. La mejor manera de beber el agua caliente es la siguiente: se pone al fuego hasta que empieza a hervir. Al mismo momento que el agua empieza a hervir, se retira porque es entonces que su fuerza se libera. En este momento su fuerza y su poder curativo son mas grandes. No dejéis el agua mas tiempo al fuego, porque empieza a perder su fuerza. Es bueno que el agua se beba cuanto más caliente posible. Dos veces a la semana debéis provocar sudamiento a través del agua caliente. Una vez que el cuerpo empiece a sudar, debéis secaros con una toalla húmeda y luego con una seca. Entonces cambiad vuestras ropas y bebed un vaso más de agua caliente, para recuperar los elementos que necesitáis. Todas las suciedades y enfermedades se pueden liberar de vuestro organismo a través de los poros. Estos son el sistema de ventilación de nuestro cuerpo, y es por eso que siempre deben estar abiertos. El agua se puede calentar no solo con fuego, sino através del Sol. Entonces el agua recibe las energías curativas del Sol.

 6)      RESPIRAR PROFUNDAMENTE: Hoy día la mayoría de la gente no respira profundamente, y como consecuencia de esto las celulas no reciben suficiente energía para mantener la salud del ser humano. Cuando respiramos lenta y profundamente, nosotros recibimos no solo aire, sino también energía vital (prana), fuerzas renovadoras y luz. Las celulas del cerebro se alimentan con sangre, oxigeno y luz. Para que nuestro cerebro funcione bien, es necesario que el hombre salga todos los días a la naturaleza y que respire profundamente, porque las celulas del cerebro necesitan 20 veces más oxigeno que las celulas de los musculos, por ejemplo. Y cuando respiramos así, nuestra mente debe estar ocupada y enfocada en pensamientos puros, sublimes y positivos. Los pensamientos son fuerzas que actuan sobre nosotros. Por lo tanto, cuanto más puros y positivos son, más provecho tendremos de ellos, puesto que cada enfermedad muestra la presencia de alguna impureza que debe ser limpiada. No es igual pensar en negativo que pensar en positivo y decirte “voy a sanar”. Sabiendo esto el enfermo de cáncer debe respirar conscientemente, utilizando pensamientos que le ayudan y que introducen más positividad, vida y salud en él y no lo contrario. Los mejores pensamientos siempre son aquellos que nos conectan con Dios, porque Él es la Fuente de toda la Vida y de toda la Salud que el ser humano puede desear y alcanzar. Nunca hay que abandonarse a los pensamientos negativos o a cualquier otro estado indeseable. Se dice, que “hasta que el hombre respira, para él hay esperanza”. Bien, estoy de acuerdo, pero ¿de qué hombre están hablando?: ¡DE AQUEL QUE RESPIRA PROFUNDAMENTE Y PIENSA EN DIOS!

 7) Restablecer la armonía entre el cerebro central y el sistema nervioso simpático: LA MANERA PRINCIPAL de eliminar la desarmonía entre la mente y el corazón, o entre el cerebro y el sistema nervioso simpático es EL AMOR HACIA DIOS, EL AMOR HACIA TODOS, LA FE, LA ESPERANZA, LOS PENSAMIENTOS, LOS SENTIMIENTOS Y LOS HECHOS RECTOS,  BUENOS Y POSITIVOS. Que el enfermo empiece a amar a todos los niños, así como si estos fueran suyos. Todos los niños están conectados con los Ángeles y es por eso que son tan positivos y vitales. El que ama a los niños, recibe pues, algo de su vitalidad, positividad, salud y alegría, como también de sus Ángeles. Cuando alguien ama a los niños, él recibe las bendiciones de sus Ángeles. Los pensamientos y los sentimientos negativos son el veneno más grande que existe y la causa principal de las enfermedades. El miedo, el odio, la incredulidad, la tacañería y el egoísmo humano, producen todos los sufrimientos. Por eso es necesario, que el enfermo de cáncer se vuelva más generoso y más positivo, y que empiece a amar a Dios, a si mismo y a los demás sin medida o juicio alguno. Cuando amamos a Dios, nosotros recibimos algo de Él, algo de Su Vida. ¡EL AMOR DESINTERESADO ES LA CURA UNIVERSAL DE TODAS LAS ENFERMEDADES HUMANAS! No hay enfermedad que no pueda ser curada por el Poder del Amor. Dentro del enfermo debe de ocurrir un cambio interno total, que llegue a ser otra persona, que tome otra dirección, que tome la dirección hacia Dios. ¡Entónces, SÍ, PUEDE CURARSE!.

 La curación de cualquier enfermedad depende de tres factores principales:

 1. El mismo enfermo – 50%.

2. La naturaleza – 25%

3. El médico – 25%

 Dios se manifiesta a través de estos tres factores y no solo atraves de los médicos. Ahora la gente quiere sanar de sus enermedades, pero utiliza tan solo el último 25%, sin tener en cuenta los demás 75% que quedan. No, de esta manera nadie puede llegar a ser sano, porque no utiliza todo el potencial que tiene y que se le ha dado. Nosotros debemos de saber que el médico no es el único que tiene el poder de sanar. La naturaleza y nosotros mismos también poseemos fuerzas curativas que se esconden en nuestros corazones y en nuestras mentes, y están esperando ser despertadas y utilizadas. La medicina tradicional no quiere reconocer este hecho, puesto que así perdería dinero. Ellos prefieren vender a los enfermos pastillas de todo tipo y ganar dinero de cada uno, en vez de decir la verdad. ¿Y cuál es la verdad? – Pues muy simple – que no saben o que no quieren curarte. Son los rayos del Sol que lo saben y pueden hacerlo, además sin pedirte ABSOLUTAMENTE NADA a cambio. ¡NO HAY ENFERMEDAD QUE LOS RAYOS DEL SOL NO PUEDAN SANAR! ¿Qué ganan los fabricantes de pastillas de un hombre sano? – Nada, absolutamente nada. Sabed, que mejores pastillas que los pensamientos, los sentimientos y las palabras buenas y positivas, no hay. La curación del hombre depende de los cambios positivos que él tiene que realizar dentro de sí mismo – en su mente, en su corazón, en su carácter, en su voluntad, etc. ¿Acaso hay pastillas que pueden hacer esto? – Claro que NO. En cambio, todos los pensamientos, sentimientos, palabras y hechos positivos hacen exactamente esto. Y cada uno que las utiliza, tarde o temprano sanará. ¿Acaso perderás algo si por lo menos intentas hacerlo?… ¡No hay hombre, mujer o niño en el mundo, que no puede curarse del cáncer, si es que VERDADERAMENTE LO DESEA! Otros ya lo han hecho… ¡TÚ PUEDES SER EL SIGUENTE! Hay sólo una cosa absolútamente cierta y segura: no sanaràs de ninguna enfermedad si no lo deseas y si no haces todos los días todo lo posible por sanar. Cada uno debe luchar por su salud diariamente, y debe participar activamente todos los días en el proceso de su propia curación. No hay verdad más grande que esta en cuanto se trata al tema de la salud. ¿QUIERES SANAR TODAVÍA? – PUES BIEN, ¿QUÈ ESPERAS ENTONCES? – ¡EMPIEZA YA!

 ¡Os deseo a todos FUERZA, VIDA Y SALUD!

¡CON MUCHO AMOR! – Dimitar Hristov Dimitrov

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s